13 dic. 2011

Spotify no puede ser rentable. ¿Porqué?

    De vuelta al blog y prometiendo una mayor publicación ( si, esta vez va en serio ) os traigo esta sorprendente noticia. Aunque muchos se la esperaban debido a la enorme tacañearía o poco cabeza que tienen las discográficas debido a que no salen del siglo XX y no saben que estamos ya en una nueva era de la información y la cultura, los servicios de música como Spotify no llegan a ser rentables, es decir no consiguen beneficios. ¿Porqué? 
    Pues debido a los contratos que firman con las discográficas, estas empresas de Streaming tienen un pequeño problema . No sabíamos como funcionaban estos, pero ahora si podemos ver como las discográficas sacan tajada, una vez mas, indiscriminadamente. Así es que no dejan casi nada de margen para que estas empresas puedan sacar beneficio alguno y puedan mejorar sus servicios para aportar nuevas ideas al consumidor. Lo peor es que las compañías de Streaming no pueden hacer nada para remediarlo pues tienen que bajarse los pantalones para poder tener la música mas escuchada en sus servicios online.

    Los detalles de los contratos son los siguientes:

La estructura de los pagos estaría marcada por tres tipos:
      a) Se llevarían una parte proporcional de un mínimo x por suscriptor.
      b) Un tanto por ciento x por escucha.
      c) Un tanto por ciento x por los ingresos totales de la compañía independientemente de otras áreas de negocio.
    El resultado de estas tres fuentes principales de ingresos es que limita totalmente la capacidad de las plataformas para desarrollar fuentes de ingresos auxiliares.

  • Las discográficas deben recibir su parte de capital social. Básicamente significa que no sólo fijan los precios del servicio, sino que también obtienen parte de la propiedad de la empresa.
  •  Pago por adelantado: las discográficas piden grandes cantidades de dinero en efectivo antes de comenzar. Se frena así la innovación en servicios y el modelo empresarial.
  •  Informes detallados: con el fin de tener atados todas las variantes que se produzcan y así “re-negociar” los contratos y subir las tasas cada dos años, las discográficas piden informes detallados de las reproducciones mensuales incluidas cuotas de mercado de las ventas por categorías.
  • Acuerdos con los artistas. Una vez se ha llegado a un acuerdo con los sellos, las plataformas tienen que llegar a un acuerdo con cada uno de los artistas del sello, en algunos casos, material al que no se es capaz de encontrar al creador.
  • Garantizar el máximo beneficio disponible: en este caso todos los sellos obligan a firmar los mejores términos posibles de mercado sobre el resto. De esta forma cada discográfica se asegura al menos la misma “oferta” que el resto reduciendo los límites de ganancias en el modelo de negocio. Cada discográfica tiene las mejores condiciones.
  • Confidencialidad: se prohíbe revelar los pagos a las discográficas. Si se hacen públicos se pierde la licencia. Por esta razón la mayoría de grandes artistas reciben a las plataformas de streaming con buenos ojos, están obligados a no revelar lo que se les está pagando.
    Y el problema de todo esto es que al no poder ir a otros proveedores de música porque son cuatro empresas y si no firma con alguna ya pierden un tercio de la música. Vamos que el panorama para estas empresas es ciertamente difícil. Por eso yo no creo que vuelva a comprar nunca mas música, no por los músicos sino por las discográficas. 

    Espero que os haya gusta y os haya servido. Gracias por leer. Saludos

No hay comentarios: