16 may. 2011

Reflexiones futboleras

    Después del vendaval pasado con los Madrid-Barça, por fin podemos hacer una reflexión sobre el poder y la importancia del fútbol en nuestro país. Y por desgracia es mayor de lo que debería. Esta entrada es completamente personal y aquí trataré de ser lo mas objetivo posible. Mis sentimientos son enteramente del R.C. Cellta de Vigo, pero en cuanto al Madrid y Barça siempre he sido del club blanco. Empecemos.
    Si algo he aprendido de estos partidos es que realmente las cosas hay que hablarlas un par de días después, pues hay gente que no entiende de razones y solo mira sus colores con un amor totalmente ciego. No puede ser que se discutan cosas obvias y las llegues a defender con unos razonamientos casi Hitlerianos. En el fútbol hay unas normas y esas normas son las que marcan las pautas de los arbitrajes y no se pueden utilizar para tus propios fines. A pesar de las polémicas, siempre he reconocido el justo pase del Barcelona a la final de la Champions por su juego y por su disposición a jugar al fútbol, algo que siempre he defendido: el buen fútbol. Y mi reconocimiento de que el Barça actual es uno de los mejores equipos de la historia es mas que objetivo. Pero me hubiese encantado que el Madrid hubiese plantado cara como lo hizo en la copa del Rey, sin duda el único partido que se ha salvado de los cuatro clásicos disputados. 

    Y han sido estos partidos los que me han hecho pensar en el fútbol actual. ¿Donde está la camaradería del fútbol? ¿Donde esta esa lucha e intensidad sana de antaño? ¿Porque esos pisotones, agresiones y simulaciones de los jugadores? Ver esos pisotones de Marcelo o Arbeloa a destiempo y ver esas lamentables simulaciones de agresión de Busquets o Alves ( peor ha sido ver a Pedro simular que le dieron en la cara, alguien a quien tenia en mucha estima) o ver como Di Maria gesticula como si le estuvieran machacando en el partido y es el quien se tira, es lamentable. También me pareció vergonzoso ver como los jugadores estaban mas pendientes de a ver si expulsaban a alguien, que de jugar al fútbol. Todos los clásicos me parecieron lamentables, menos el de copa donde al menos se vio un partido digno de los dos. No quiero hablar del planteamiento del Madrid ni de Mouriño, ni de los medios como Marca (han perdido el rumbo hace mucho) ni de la forma de calentar los clásicos por parte de todos los medios. ¿Donde están los buenos modales y el buen gusto por disfrutar de un deporte tan mediático? ¿Tanto embrutece el dinero y la envidia? ¿Nadie puede aceptar la derrota?

     Uno de mis deportes favoritos ha sido siempre el tenis. Podrán discutir de Nadal que no es tan bueno como Federer (un superdotado del tenis con una elegancia que tardarán años en igualar) o que no tiene un saque de top 10, pero nadie puede cuestionar su lucha, su ambición, su humildad, su afán de superación y su enorme entrega en el campo. Ayer perdió contra Djokovic y reconocía que el lo había hecho todo y que había sido imposible ganarle. Aparte de reconocerlo como justo vencedor, el reconocía que había jugado al máximo nivel dándole doble valor a la victoria del serbio. Nadal tiene todos mis respetos, gane o pierda, y es un gusto verle jugar y disfrutar con el en la pista. Estos valores no los hay ya en el fútbol moderno, donde cada uno se mira solo para su ombligo. Solo hay que nombrar a un tal Cristiano Ronaldo, lo conocéis ¿no?

    España es un país que tiene unas maravillosas cualidades como su tiempo, su gastronomía, su historia, su geografía y su ¿gente? Para mi disgusto vivimos en un país completamente dividido. Aquí cada uno mira siempre para su ombligo y no piensa en el global, en ser mas fuertes juntos como grupo. Nuestros políticos solo están pendientes de los votos y no de sacarnos de la crisis. También están muy pendientes de seguir llenándose los bolsillos como no. La hipocresía de que no tenemos políticos corruptos es masiva y lo peor, que la gente se crea esas palabras. Pero lo que mas me gusta de este País, es la forma de protestar. La importancia del fútbol es tal que la única forma de paralizarlo es con el fútbol. Y si nos quitaran el fútbol ¿os podéis imaginar las consecuencias? Es increíble que con lo puteados que estamos, con una tasa de empleo del 20%, con las PYMES cerrando por todas partes, con una deuda creciente, sin recursos y los pocos que tenemos se los damos a otros países para que los exploten a su gusto, aquí la gente solo salga para cuando su equipo esta mal. Como si el fútbol nos diese algo, a parte de distraernos de la realidad. ¿Acaso es eso? ¿Que no tenemos los santos cojones de salir y protestar por nuestros derechos? Cuando nos demos cuenta de nuestro poder como pueblo podremos estar juntos, luchar por lo que queremos y podremos seguir viendo el fútbol desde una televisión mejor.

    Y ya voy acabando. Puede que con los años ya no disfrutemos tanto como cuando eramos pequeños, cuando todo nos resultaba excitante. Recuerdo escuchar los partidos de la UEFA del Celta por la radio y disfrutaba del fútbol como nunca lo he hecho. Con el paso de los años se ha ido perdiendo la esencia y el gusto por el fútbol. Ahora ver un partido se convierto un poco en una tortura. Me quedo con el tenis, que ahí si que se disfruta de lo lindo. 

2 comentarios:

Comic Drunk dijo...

Ya que comentas lo de reflexiones en caliente aprobecho para dejar un comentario y es que hay una cosa que me molesta un poco. A veces hay que tener la suficiente humildad para no creer que uno siempre tiene razón sobre un tema por mucho que crea dominarlo. En el futbol como en todo ya sean en caliente o en frio hay reflexiones que no dejan de ser visiones u opiniones sobre una circunstancia, unas de ellas infundadas y otras maduradas tras escuchar opiniones de expertos y gente del mundillo mucho más conocedora que uno mismo. Es por esto que a veces hay que tocar la tierra, abrir más la mente y escuchar más a los demás y sobretodo a los que se dedican a tal actividad. Y digo todo esto porque no es bueno trachar a forofos a quienes tienen una opinión distinta sobre un hecho que la de uno mismo escudandose en las normas, normas que no deben estar tan claras cuando los encargados de aplicarlas (arbitros en este caso) ni siquiera se ponían de acuerdo en el resultado de ciertas jugadas tras verlas mil veces repetidas.
Con esto quiero decir y concluyo ya que cuidado con tachar de forofo o cegado a quien no opina igual porque puede denotar cegamiento propio.
En la vida como en el deporte, antes todo hay que ser humilde y escuchar a los demás, tengan o no razón pues nunca se sabe cuando uno puede estar equivocado.

Dave99 dijo...

Me parece perfecto el comentario! Yo no quiero estar por encima de nadie y menos ir de sobrado, solo exponía mi visión objetiva y en la que creo ciertamente, de la cual sigo pensando exactamente lo mismo. Sigo pensando que lo de Pepe no es expulsión y el gol de Higuaín es gol. Después nuestros expertos ya sabemos de que pie cogean, muchas veces tiran de su corazón y otras tratan de hacerlo objetivamente y no siempre se ponen de acuerdo. La verdad absoluta no la vamos a tener pero si la cercana. Y nadie ha conseguido convencerme. Siempre escucho los comentarios y consejos de los demás. Mis argumentos son que Pepe no puede ser expulsado por un balón dividido (pero debido a la velocidad de la jugada se puede ver como una agresión) y no se puede anular un gol por la acción de tu propio compañero de equipo. Por lo mismo Busquets debería ser sancionado por hacer teatro, como sancionaron a Van der Sar. ¿Y la sanción? Pero en esta discusión esta lo bonito del fútbol, que un partido da para muchas tertulias y lo sano es hacerlo sin que corra la sangre. El fútbol esta para disfrutarlo, no para morir por el!! Esto lo podia haber puesto en el post! XD Saludos!